Belén: transformando el cantón hacia una ciudad sostenible

Municipalidad es pionera en el establecimiento de una comisión interinstitucional, donde diversos actores tratan de generar soluciones integrales ante el cambio climático.


Por M.Sc. Dulcehé Jiménez Espinoza

Coordinadora Unidad Ambiental Municipalidad de Belén


Con apenas 11,8 km2, Belén, uno de los cantones más pequeños a nivel nacional, se enfrenta a grandes desafíos para transformarse en una ciudad resiliente y sostenible. El uso de su territorio ha cambiado, se encuentra inmerso entre industrias, comercios, congestionamiento vial y una población flotante de más de 25,000 personas (mayor a su población permanente).


Además, cuenta con más de 40 nacientes de agua (algunas captadas para consumo), más de 110 pozos perforados para extracción, cuatro ríos que atraviesan el cantón, recursos naturales limitados y un crecimiento urbano sin precedentes.


Durante la última década, Belén ha ido transformando su territorio debido a la presión urbanística y climática; lo que ha llevado al gobierno local a tomar decisiones, para generar herramientas necesarias y así mitigar y adaptarse a estos cambios.


A través de alianzas con distintos actores, la Municipalidad desarrolla un enfoque de planificación y gestión ambiental urbana donde se ha integrado la problemática en diferentes ámbitos y acompaña de esta manera, esa reacción inmediata ante eventualidades y los posibles peligros que se pueden vivir en el territorio.


La ubicación geográfica del cantón ha sido una de las causas por las que los impactos son tan severos. La dirección del viento amenaza con trasladar parte de los contaminantes atmosféricos generados en otros cantones de la GAM, (Laboratorio de Análisis Ambiental, 2018) provocando que la calidad del aire de Belén contenga índices altos de contaminación, lo que se cree ha incrementado la cantidad de enfermos por causas respiratorias (K. León, Ministerio de Salud, comunicación personal, 2019).


Desde hace más de 20 años, esta municipalidad se convirtió en pionera ambiental al tener una Unidad Ambiental, que durante las décadas ha ido generando políticas y acciones de protección ambiental, referente nacional. Por esta razón, desde el 2014 cuenta con una Comisión Cantonal de Cambio Climático, conformada por miembros de la sociedad civil, funcionarios públicos de diversas instituciones, Universidad Nacional y representantes de empresas privadas del cantón. Este grupo de trabajo ha realizado acciones de investigación, análisis y generación de proyectos, formulación de políticas y acciones en adaptación y mitigación al cambio climático reconocidas por el Gobierno Central.


Se han generado diagnósticos a partir de líneas bases y el desarrollo de diversos escenarios para la toma de decisiones y planificación a futuro. Actualmente es una de las seis municipalidades a nivel nacional que cuenta con un Inventario de gases de efecto invernadero de acuerdo a la metodología Programa País Carbono Neutralidad 2.0 categoría cantonal (2018), y con su respectivo plan de acción en mitigación, que incluye proyectos en movilidad, protección de recurso hídrico, gestión integral de residuos sólidos, ciudades inteligentes, eficiencia energética, arborización y restauración de áreas de protección, capacitación, educación y sensibilización ambiental dirigida a la industria, centros educativos y habitantes en general; lo que da un norte hacia dónde dirigir los esfuerzos en el territorio.


Por esta razón, desde el 2018 se cuenta con un Comité de Movilidad Urbana Sostenible que trabaja en políticas y planes para disminuir el efecto del transporte en el cantón y activar nuevas formas de movilidad como la bicicleta, peatonización, recuperación de espacio público, pacificación de vías, entre estos la iniciativa “Calles Abiertas”, que insta a utilizar la calle para jugar, andar en bicicleta y apropiarse de la ciudad sin vehículo automotor.


Además, desde el año 2012, cuenta con una tarifa hídrica llamada Pago por Servicios Ambientales; un porcentaje proporcional al consumo de agua en la tarifa por cobro del servicio de abastecimiento para pagar el costo por el servicio ambiental recibido, donde se garanticen los espacios de conservación, minimizar así la contaminación de las fuentes y promover el uso adecuado del recurso; dinero destinado para la compra y protección de los terrenos cercanos a las nacientes de agua. En el 2014, se compró la primera propiedad bajo este mecanismo, y se construyó el Parque Recreativo Ambiental La Asunción.

 

Por más de cinco años, la Municipalidad ha sido galardonada a través del Programa Bandera Azul Ecológica (PBAE) en las categorías de Cambio Climático y Municipalidades. Este ejercicio ha llevado a la municipalidad a disminuir el consumo de recursos y ser catalogado además con excelencia ambiental en la implementación del Programa de Gestión Ambiental Institucional (PGAI) por los entes rectores a nivel nacional, con reducciones hasta del 85% en consumo de agua, y cambios sustanciales en los otros consumos generados en la gestión municipal. Así como por sus grandes esfuerzos en la implementación de programas de educación ambiental con impacto a nivel local, nacional e internacional.


Se ha trabajado también en la educación formal (Programa Aula en el Bosque que abarca currículo académico del MEP y como Centro Colaborador del INA), de manera informal (a través de los programas de divulgación y comunicación) y de manera no formal (talleres, charlas, actividades ambientales).


Se trabaja desde los más pequeños hasta adultos mayores. Anualmente además se realizan campañas de limpieza de ríos, limpieza de vías, arborizaciones, mantenimiento de parques y áreas de protección, rutas recreativas en bicicleta, actividades de movilidad, campañas de información de los diferentes temas y preocupaciones ante el cambio climático, entre otros.


¿Cuáles son los próximos pasos? 

Se está trabajando en las políticas y planes de acción en cambio climático y movilidad urbana a nivel cantonal. Junto al Green Building Council (GBC) se introducirá toda la variable climática, eficiencia energética y construcción sostenible en los reglamentos del Plan Regulador del cantón, a través del Programa Acelerador de Eficiencia en Edificios (BEA, siglas en inglés).


Además se trabaja todo lo relacionado al plan de acción de mitigación de gases de efecto invernadero, creación de una ciclovía, promoción del transporte público, educación en plásticos de un solo uso, gestión de residuos valorizables y orgánicos, refrigerantes y el mayor reto: Que la población se involucre y participe activamente de este cambio que solo  juntos es posible!




  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco

Suscríbase a Nuestro Boletín

Diálogos sobre el Bienestar impulsa temas urgentes en la conversación social para entender retos y promover soluciones generadas por el expertís costarricense. DsB es liderado por FLACSO Costa Rica y la Fundación Konrad Adenauer Stiftung.

© 2020 Diálogos sobre el Bienestar. Derechos Reservados.