Estrategias de implementación de Gobierno Abierto en las Universidades Públicas: 4 casos de estudio

El análisis realizado en UCR, UNA, TEC y UNED arroja conclusiones sobre el peso de la transparencia dentro de las administraciones universitarias, de la mano con el acceso libre de datos y portales accesibles en términos de democratización de información.


Por Ricardo Alfaro Valverde, Albert Chávez Flores, Stephanie Pérez Gutiérrez

y Kenneth Vargas Ugalde.

Costa Rica se integra a la Alianza para un Gobierno Abierto desde el año 2012; no obstante, los esfuerzos que se han realizado desde el Gobierno Central necesitan mayor respaldo ante la ausencia de una ley con carácter de obligatoriedad. La carencia de normativa específica es una de las causas más agravantes, ya que las iniciativas en GA dependen de decisiones políticas para su aplicación tanto a nivel nacional como universitario.


Además, la percepción negativa que poseen la población costarricense sobre la transparencia del Estado se sustenta, según lo indicado por el Latinobarómetro 2015, en el 70.4 % de la muestra encuestada, al indicar que hay de poca a nada de transparencia en el Estado. El indicador anterior se considera como un obstáculo para impulsar el cambio de paradigma de gestión administrativa en el sector público.


En ese sentido, se realizó un análisis de los datos obtenidos del Índice de Transparencia del Sector Público para el año 2017, en la UCR, UNA, TEC y UNED, considerando las cuatro dimensiones que componen dicho índice (acceso a la información, rendición de cuentas, participación ciudadana y datos abiertos de gobierno) y se comparó los resultados obtenidos para las cuatro universidades con respecto a los derivados del ITSP así como de un análisis previo de la página web universitaria de cada una de las instituciones,; todo esto fue llevado a cabo por el equipo de investigación.


Gráfico 1

FUENTE: Elaboración propia con datos de la Defensoría de los Habitantes ITSP, 2017


No quedan evidenciados espacios de participación en las universidades en estudio más allá de las representaciones dispuestas en la normativa universitaria, frenando el empoderamiento y participación de la ciudadanía en los procesos de Gobierno Abierto en la universidad.

La iniciativa de Gobierno Abierto no es reciente, surgió en el término de la década de los setenta en el ámbito político británico y desde ese entonces, luego de tres décadas en que se acuñó la iniciativa de Gobierno Abierto, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), junto con los países que la integran, emprenden la implementación del diálogo con la sociedad civil, el acceso a la información, la participación ciudadana y la rendición de cuentas mediante acciones que llevan implícito el Gobierno Abierto (OCDE, 2003).


Mediante el Decreto N° 38276-RE-MIDEPLAN-MICITT del 18 de marzo del 2014, Costa Rica crea la Comisión Intersectorial de Gobierno Abierto, dando así un paso importante para el cumplimiento de los compromisos establecidos en la Alianza para esta iniciativa.


Posteriormente, mediante Decreto N° 38994-MP-PLAN-MICITT, el 29 de abril de 2015, se crea la Comisión Nacional por un Gobierno Abierto (CNGA) a cargo del Ministerio de Presidencia, derogando así la comisión creada por el gobierno anterior. Esta cuenta con una representación de CONARE y la UCR gracias a la participación de la coordinación del Comité Institucional de Gobierno Abierto (CIGA) en 2016.


De igual modo, en la UCR existe un interés desde el 2016 en llevar a la institución hacia mejores prácticas de gestión transparente, esto como medida para obtener un posicionamiento mayor en el índice de transparencia que se lleva cada año por parte de la Defensoría de los Habitantes y el Centro de Investigación y Capacitación en Administración Pública (CICAP).


Si bien en la UNA el tema de Gobierno Abierto fue acotado formalmente a través de la Comisión Institucional de Gobierno Abierto (CIGA) en el 2016, desde 2014 se trabajó la idea de transparencia universitaria, incorporando en la página web estadísticas e información relevante sobre la gestión universitaria. Para el año 2015 lanza la marca UNA Transparente para impactar la cultura institucional y actualiza el sitio web con el fin de ajustarse a las necesidades de actualidad, finalmente en 2016 se une a la red interinstitucional de transparencia y lo ratifica en 2017 para acogerse al derecho institucional sobre acceso a la información pública (UNA, 2017).


Paralelamente, la UNED ha trabajado en el tema de transparencia desde la perspectiva de las tecnologías de la información y comunicación, específicamente mediante la divulgación de información relevante desde la página web institucional. No obstante, la información se encuentra limitada y los formatos no son amigables con el usuario. Adicionalmente, se ha adherido a la red interinstitucional de transparencia y ha procurado cumplir con lo solicitado por la Contraloría de la República y la Secretaría Técnica de Gobierno Digital (UNED, 2017).


Por último, el TEC se ha enfocado en el eje de transparencia, potenciando el uso de las tecnologías de información mediante la publicación de información en la página web institucional. Este centro educativo pretende generar un espacio para promover en los ciudadanos costarricenses una opinión informada sobre los aportes, procedimientos y perspectivas a futuro en la institución (Tecnológico de Costa Rica, 2017). Llama la atención que resulte ser la única universidad estatal que no forma parte de la red interinstitucional de transparencia.


FIGURA 1

FUENTE: Elaboración propia, 2018


Dentro de las conclusiones obtenidas, se deduce que la difusión activa y proactiva de las sesiones, reuniones o asambleas de órganos colegiados y técnicos propicia espacios de participación y se rescata, a la vez que se recomienda, el mayor uso de las redes sociales en formato de streaming, o de transmisión en vivo, impulsa a que la ciudadanía se mantenga al tanto de la labor organizacional y así, generar trabajo colaborativo en el marco de toma de decisiones y gestión.


Por otro lado, el poseer una fuerte infraestructura tecnológica ha dotado a las universidades de gran capacidad para enfrentar las demandas de sus comunidades en materia de acceso a datos e información; sin embargo, esta capacidad no se explota o detalla en planes de acción para uso de estos recursos en el marco de GA por lo que no se impulsan iniciativas en este contexto.


Relacionado con la estructura organizacional de las universidades, se deduce que poseer un órgano, comité o comisión de GA impulsa el avance de forma programática y sistematizada en el logro de metas y objetivos para alcanzar la aplicación de GA en las áreas que la organización considere prioritarias. En este caso, se rescata el avance de la UCR y la UNA al poseer un órgano formal y la iniciativa del TEC en llevar a la mesa a los responsables de procesos implicados en GA.


Dentro de otros hallazgos, se identificó para el pilar de transparencia que la prioridad recae en los elementos de acceso a la información, portales con datos abiertos y rendición de cuentas. Para el pilar de participación destacaron como prioridad uno la apertura de procesos, los mecanismos de denuncia y protección de denunciantes y el empoderamiento ciudadano, respectivamente. Por último, en el pilar de colaboración, de forma ascendente se priorizó la co-creación, la colaboración ciudadana y la co-producción.


Desde la estrategia gerencial-administrativa, se concluye que es necesario identificar las unidades clave o funcionarios cruciales que participen en la cimentación de un instrumento de trabajo para la implementación de GA, con el fin de que las actividades que se generen a la luz de los rubros de investigación se vuelvan parte la cultura organizacional y así los principios de GA sean interiorizados en un proceso de apropiación. Esto debe suceder por cada unidad de los recintos académicos, para así lograr su endogenización y permanencia en el tiempo, indiferentemente de los cambios político-administrativos que puedan darse y visiones o agendas externas a las universidades.


Para concluir, es importante mencionar que esta investigación funge como una primera aproximación al Gobierno Abierto universitario. Constituyéndose en primera instancia como un desafío de cara a las autoridades universitarias para que pongan manos a la obra en el diagnóstico, diseño, implementación y evaluación de un plan de acción para GA universitario, al tiempo que también puedan generar alianzas de cooperación entre sí para gestionar conocimientos y experiencias que fortalezcan sus capacidades institucionales frente a esta nueva forma de gestión universitaria que aporta al valor público.


En segunda instancia, este esfuerzo académico se establece como una investigación pionera que presenta otro desafío al estudiantado y profesorado de la Escuela de Administración Pública a fin de robustecer los elementos e ítems de valoración de GA tanto en sus definiciones como en su valoración para que pueda extenderse su aplicación al resto de las instituciones públicas del país.



  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco

Suscríbase a Nuestro Boletín

Diálogos sobre el Bienestar impulsa temas urgentes en la conversación social para entender retos y promover soluciones generadas por el expertís costarricense. DsB es liderado por FLACSO Costa Rica y la Fundación Konrad Adenauer Stiftung.

© 2020 Diálogos sobre el Bienestar. Derechos Reservados.