A propósito de la PreCOP 25 y otras hierbas: Una opinión desde el ambientalismo comunal

- PRECOP constituye una oportunidad para que Costa Rica se posicione con una agenda nacional e internacional consecuente en materia de cambio climático.

- Relación con actores clave es determinante.


Por Javier Sánchez

Vicepresidente de CODECE

Cuando me dicen que Costa Rica es un “país verde”- le recuerdo a mi interlocutor-, que nuestro país se formó botando montaña. Salvo raras excepciones, la mayoría de los costarricenses con familia que tiene más de tres cuartos de siglo de estar en este terruño, somos descendientes de abreros:  campesinos que se internaban en la montaña y hacían una finca a punta de hacha.


La Costa Rica Verde es un producto de la modernidad, de un grupo de intelectuales y políticos que en los años 60s y 70s del siglo pasado, tuvieron la acertada visión al considerar que la conservación de territorios naturales prístinos, era una tarea estratégica en esta pequeña nación. Lo anterior sumado a nuestra vocación de institucionalizar todas las áreas de la vida social, es para mí, la clave del éxito de este maravilloso proyecto.


El enfoque conservacionista de las áreas silvestres fue el que marcó al país en su historia ambiental. Lamentablemente esta concepción no trascendió, ni permeó otras esferas de la relación sociedad humana y naturaleza.  En un mundo de cambios acelerados este enfoque se agotó y nuestra sociedad no ha atinado a encontrar un modelo que se ajuste a los nuevos tiempos, desde nuestra identidad y características tan propias.


Con este divorcio –mental y práctico- entre naturaleza y sociedad, con una institucionalidad seriamente limitada en capacidades/atribuciones, con una evidente crisis de liderazgos en todos los grupos socioeconómicos, donde además la agenda ambiental no parece ser prioridad para los grupos de poder; es que el gobierno de Carlos Alvarado se enfrenta al reto mundial del tema del cambio climático.


Gracias a nuestro currículum y antecedentes de líderes ambientales, en derechos humanos y otros campos en los cuales Costa Rica destacó en el pasado; se nos asigna la organización de una de las reuniones preparatorias a Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (COP25).  Es una gran oportunidad para incidir en delegados negociadores de los gobiernos; así como representantes de sectores de sociedad civil, academia, sector privado y financiero, entre otros.


Considerando el contexto señalado anteriormente y como observador del desempeño en temas ambientales de nuestros gobiernos en los últimos años, la perspectiva desde mi ambientalismo comunal no es muy optimista, respecto a cambios positivos que puedan traer estos acuerdos -en el papel-, en a nuestras realidades locales y cotidianas, que este evento internacional que tendrá lugar en los próximos días, en nuestra ciudad de San José.


Sin embargo, seguimos teniendo esperanza respecto al futuro de la situación del país, donde un gran diálogo nacional se impone y demanda equilibrar las capacidades para determinar las políticas públicas, entre la alianza del gobierno de Alvarado con el gran empresariado y las otras fuerzas sociales y económicas del país, incluidos los ambientalistas.





  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco

Suscríbase a Nuestro Boletín

Diálogos sobre el Bienestar impulsa temas urgentes en la conversación social para entender retos y promover soluciones generadas por el expertís costarricense. DsB es liderado por FLACSO Costa Rica y la Fundación Konrad Adenauer Stiftung.

© 2020 Diálogos sobre el Bienestar. Derechos Reservados.